Héctor Bohórquez, médico de la Selección de Ecuador, explicó la enfermedad que padece Juan Carlos Paredes que causó preocupación en la plantilla cuando tuvo que ser llevado de urgencia a un hospital de Miami el pasado miércoles.

“En honor a la verdad no solo fue cansancio y deshidratación, tiene un cuadro epiléptico desde hace algún tiempo y también se comprobó que no tomó la cantidad adecuada de la medicación. Tomó muy poco o no la tomó. Un futbolista puede jugar con un cuadro epiléptico, si es medicado y cuenta con la supervisión necesaria”, reveló Bohórquez en una entrevista con la radio capitalina Área Deportiva.

No obstante, el médico aseguró que el jugador ya se encuentra bien y que es muy probable que juegue el domingo con Emelec, cuando los ‘millonarios’ reciban a El Nacional en el Capwell a partir de las 16H00.

“Estuve hablando con los neurólogos, muchas veces las crisis convulsivas también pueden ser por excesos de televisión, jugar demasiado juegos de video, pero está totalmente recuperado y pienso que va a jugar este fin de semana con Emelec”, indicó.

El galeno ecuatoriano explicó que un jugador que padece un cuadro epiléptico puede desenvolverse como una persona común y corriente siempre y cuando se lleve un respectivo control del mismo. “Solamente hay que llevarle un control. Es como una persona que es hipertensa y no se toma la pastilla. Parece que la dósis ha estado disminuida o él mismo la disminuyó”, concluyó. (D)